ProvincialesRegionales

Femicidio en Goya: Confirman prisión perpetua para el femicida de Sandra Bordón.

El Superior Tribunal de Justicia confirmó la sentencia del Tribunal Oral Penal de Goya – hoy Tribunal de Juicio – que encontró culpable a Omar Castañeda de matar a su ex pareja. El hecho ocurrió el 21 de enero de 2019 en una vivienda de esa localidad.

La Corte Provincial en audiencia oral, y por unanimidad, mediante sentencia penal N° 26/21 rechazó el recurso de casación presentado por la defensa particular de Omar Ramón Castañeda.

El hombre fue condenado el 16 de febrero de 2020 por el Tribunal Oral Penal de Goya (hoy Tribunal de Juicio) a prisión perpetua a cumplir en la cárcel de Corrientes y ratificó lo decidido en el debate.

Los jueces del Tribunal de Juicio, mediante Sentencia N°20/20 lo encontraron responsable de Homicidio Doblemente Agravado, por la relación de pareja y condición femenina del sujeto pasivo.

Estos delitos, están previstos y penados por el artículo 80, inciso 1° y 11° del Código Penal.

La audiencia en la que se rechazó el recurso, se realizó en el Salón de Acuerdos del Superior Tribunal y fue la primera del año 2021.

Estuvieron presentes los ministros doctores Luis Eduardo Rey Vázquez, Fernando Augusto Niz y Alejandro Chaín.

Este tipo de audiencias orales se materializarán durante el resto del año, una vez por semana ya que garantizan celeridad, inmediatez, transparencia, eficacia y eficiencia en los procesos.

El fiscal adjunto, doctor Jorge Omar Semhan y la defensa particular, participaron a través de la plataforma Cisco Webex Meetings (en forma remota) en cumplimiento a las medidas de aislamiento dispuesta en el marco de la pandemia por COVID-19.

Los fundamentos de la sentencia N° 26/21 serán dados a conocer el viernes 12 de marzo a las 12 horas.

Agravios

En primer lugar la defensa particular aseguró que el condenado no estuvo en el lugar del hecho. Por lo tanto no había nada que lo incriminara directamente, ya que no había testigos que lo hubieran visto, ni huellas papilares que le pertenecieran ni sangre con ADN.

En segundo lugar, la defensa aseguró que el hombre se encontraba bajo los efectos de alteraciones mentales que lo impedían dirigir libremente sus actos, antes, durante y después del hecho, debiendo absolverlo de culpa y cargo en base a lo dispuesto el artículo 34 inciso 1 del Código Penal.

Como tercer agravio planteó que no se podía considerar que existió dolo en el condenado, ya que como afirmó la licenciada en psicología que lo atendió “Castañares no tenía noción de la gravedad sobre los daños ocasionados”.

Por último, remarcó que no había constancias directas que lo pusieran en la escena del crimen, pero en el supuesto de que hubiera participado, estaba en un estado de enajenación que no le permitiía comprender la criminalidad de sus actos.

Solicitó que se absolviera a Castañares, pretensión que no prosperó ante el Superior Tribunal de Justicia que ratificó la prisión perpetua para el condenado.

El hecho

El hecho ocurrió el 21 de enero de 2019 en una habitación de una vivienda de Goya entre la 1 y las 3 de la madrugada, cuando Omar Castañeda mató a su ex pareja, dándole al menos dos mazazos, uno en el cráneo y otro en la región cervical, los que provocaron su fallecimiento.

Sandra tenía 30 años, cuando murió. Según el Registro Nacional de Reincidencia, el condenado no registraba antecedentes.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba